¿Hay que estar en Facebook obligatoriamente? ¿Es la red social que necesitamos para nuestro negocio? Desde Social Codes pensamos que sí. Hay muchos beneficios que podemos conseguir estando presentes en la red de redes.

Facebook cuenta ya con más de 18 millones de usuarios activos al mes en España. Muchas personas se conectan a diario. Entonces… ¿por qué no estar presentes y dar a conocer nuestra marca a posibles clientes? Aquí te mostramos 10 razones para convencerte de sus beneficios.

Social Codes fan page

1. Da a conocer tu negocio en el exterior

Hay mucho público al que podemos llegar con cada una de nuestras publicaciones. Los contenidos, si son buenos, serán compartidos y recomendados a los amigos de nuestros fans, con lo que llegaremos aún a más público. Cuando crees publicaciones en tu página de Facebook céntrate en el usuario que te está visitando. ¿De qué manera podemos engancharle?

Explica tu negocio, tus productos, dónde estás físicamente (si lo estás), de qué maneras pueden contactarte, etc… (1er objetivo) Además, crea contenidos atractivos. La gente suele conectarse a Facebook en su tiempo libre. Contenidos simpáticos son más atractivos y suelen generar más interactividad (2º objetivo importante). Conseguiremos que lo compartan con sus amigos y ganaremos más “megustas”.

En definitiva, los fans de nuestra página tienen que tener claro quiénes somos, qué propósito tenemos y qué formas tienen de visitarnos o contactarnos. Si esto es así lo estaremos haciendo muy bien.

2. La mejor forma de que tus clientes sepan de ti.

El objetivo de tener presencia en Facebook por parte de nuestra marca comercial debe ser el darnos a conocer al gran público y conseguir llegar cada vez a más y más personas. Si creamos contenidos de calidad es muy probable que nuestros seguidores nos recomienden a sus amigos compartiendo nuestras publicaciones o haciendo visible que les gusta.

Con el paso del tiempo nuestra audiencia irá creciendo y nuestros contenidos irán llegando, por tanto, a más y más clientes o potenciales clientes. Nuestros servicios y/o productos tendrán mayor difusión y seremos más conocidos.

3. No sólo vendas, apórtales un contenido extra.

Usar las redes sociales tan sólo para vender puede resultar insuficiente, poco atractivo e incluso molesto a veces. Internet está creado para compartir información. Si aparte de vender aportamos otro tipo de contenido, el usuario se sentirá más atraído a consumirlo y a volver en el futuro. Ofrece contenido de calidad, invierte tiempo en conocer los gustos de tus usuarios, comparte contenidos de diferente tipo y mide cuáles funcionan mejor con tu audiencia.

Dependiendo del tipo de empresa que tengas puede entrar dentro de tus objetivos o no, pero crear contenidos de ayuda (de tu sector) suele funcionar muy bien. Los usuarios los encuentran muy útiles y viralizan muchísimo.

4. Realiza sorteos y promociones, genera interés en tu perfil.

La regla de “las 3 Bs”: bueno, bonito y barato. Centrándonos en la última de ellas pensemos… ¿a quién no le gusta que las cosas le salgan más baratas? Los sorteos y promociones son muy agradecidos y generan mucha participación por parte de los usuarios. Con ellos podemos conseguir cosas tanto online como offline.

Podemos incrementar el número de fans que verán nuestras futuras publicaciones, los amigos de los que participen verán que éstos han accedido a los concursos y quizá a ellos también les interese participar. Y además conseguiremos más ventas o visitas a nuestros centros.

5. Atención al cliente.

Las redes sociales tienen un gran componente de atención al cliente. Las webs corporativas no suelen dejar espacio para la comunicación y son Facebook o Twitter los canales más eficientes donde el público puede comunicarse con la marca. Allí encuentran respuestas rápidas a lo que necesitan: información de la marca, de algún servicio o producto, quejas, etc…

Mientras que las webs suelen ser más frías en ese sentido, el público agradece la atención personalizada que encuentran en las redes sociales. Es una gran forma de humanizar la marca y atender las necesidades de clientes o futuros clientes.

Además conseguiremos reducir los “calling centre”, que suelen tener tan mala fama. En Facebook se está trabajando esto muy bien por parte de las empresas y los usuarios así lo perciben.

6. Que no se olviden de ti

Juan Merodio, en el Social Media Marketing Day, nos daba una clave interesante: Las personas tendemos a quedarnos en la mente con 5 marcas exclusivamente. Esas son las únicas que nos generan un sentimiento lo suficientemente importante como para estar pendientes de ellas.

La intención al crear una página en Facebook debe ser formar parte de esas 5 marcas y que de esa forma el usuario esté pendiente de nuestras publicaciones, interactúe con nosotros, pregunte sus dudas, etc…

Para ello debemos: publicar con asiduidad, mantener los contenidos de nuestra página perfectamente actualizados y  tratar de ser originales y útiles con aquello que queramos transmitir a nuestro público.

7. Capta nuevos clientes

Más público… más posibilidad de éxito con nuestra marca. Es importante que cada vez lleguemos con nuestras publicaciones a más potenciales clientes. Genera acciones online:

· Crea contenidos exclusivos y espectaculares, sorteos y promociones, etc

· Relaciona entre sí tus cuentas en redes sociales de forma que sea más fácil que encuentren por varias vías tu publicación.

Y no te olvides de las acciones offline. En tus establecimientos da visibilidad a tu página de Facebook garantizándoles ventajas que encontrarán en ella y sólo en ella.

8. Tu competencia seguro que tiene

Es muy probable que tu competencia tenga página de Facebook. Si tienes una empresa de venta de portátiles no es una buena opción dejarles el camino libre y que cuando un usuario busque en Facebook “portátiles” no te encuentren a ti si no a la competencia. Probablemente eso se transformará en una venta que estás perdiendo tú.

Seguro que habéis escuchado eso de “destinar recursos e invertir en redes sociales es barato. No hacerlo te puede resultar muy caro”. Totalmente cierto.

9. Genera tráfico a tu web

Uno de los objetivos principales utilizando redes sociales debe ser llevar tráfico a la web. Allí es donde mejor están explicados los servicios y productos de tu compañía. Generar tráfico hacia esas páginas debe ser una actividad frecuente en las acciones que hagamos en Facebook.

Además, eso nos beneficiará en cuanto a posicionamiento en SEO. Hay una gran discusión de si Google valora los enlaces que apuntan a las webs desde las redes sociales o si no los valora. Aunque no sirviese no estaríamos perdiendo el tiempo. Las visitas en sí y el tiempo que permanezca el usuario en nuestra página será muy valorado por Google para hacernos subir puestos en su página de resultados.

10. Disfruta del tú a tú con tus seguidores

Facebook es un canal perfecto para interactuar con los usuarios de nuestra fan page. Como hemos dicho antes puedes:

· Responder las preguntas o quejas de tus usuarios al momento.

· Ver qué contenidos les gustan más y reencaminar tus próximas publicaciones en ese sentido.

· Humanizar la marca. Tus seguidores se encontrarán más cómodos sabiendo que se dirigen a una persona concreta, que les trata de tú a tú y se preocupa por darles el mejor servicio posible.

Branding en Facebook

Como ves hay muchísimas razones para empezar a crear tu fan page ahora mismo si no la tienes ya. Invertir tiempo en Facebook te recompensará con visitas a tu web, tus seguidores compartirán tus contenidos y te recomendarán a una mayor cantidad de público, no le dejarás vía libre a tu competencia, etc, etc, etc.

¡Sé original con tus publicaciones, escucha a tu audiencia, véndete bien… y triunfarás!