Antes de plantearnos si realizar una app para nuestra empresa o adaptar el diseño de nuestro web a modo responsive, tenemos que ponernos en la piel de los usuarios.

Es decir, ¿Cuántas aplicaciones tienes en tu móvil? ¿Desearías tener una por cada establecimiento al que eres asiduo? Seguro que no.

A la hora de crear una aplicación tenemos que tener en cuenta el volumen de nuestro negocio y qué vamos a ofrecer a los usuarios. Por ejemplo, si somos un negocio pequeño y local probablemente no nos salga rentable crear una app ya que no  tendremos un número muy alto de clientes que se descarguen la app y puede que no tengamos suficiente contenido. Tenemos que tener en cuenta que una aplicación se suele o debería  utilizarse para dar un valor añadido al usuario, descuentos, información adicional o servir de utilidad al usuario.

Es por eso, que en algunas ocasiones debemos bajarnos del carro de las aplicaciones y ofrecer una web responsive que verdaderamente le sirva al usuario.

Sea como sea tu negocio, hemos creado un listado de diferencias entre las dos opciones para ayudaros a decidir qué opción es la más adecuada para vuestro tipo de negocio.

¿?

¿?

aplicaciones_moviles_web_responsive
aplicacion_movil_web_responsive

Precio

Las apps son más caras porque hay que diseñar diferentes versiones para Android, iOS y Windows Phone.

Es más barato porque un mismo diseño vale para todos los dispositivos, además los costes de mantenimiento se reducen.

Descarga y actualización

Es necesario descargarla y la actualización depende del usuario.

No necesitan ser descargadas ni actualizadas por el usuario.

Posicionamiento SEO

No posiciona SEO.

Ayuda al posicionamiento SEO.

Experiencia del usuario

La experiencia de compra, velocidad y usabilidad es superior.

La experiencia suele ser peor.

Funcionalidades

Podemos utilizar la cámara del móvil o el GPS para ofrecer una experiencia más personalizada.

No podemos beneficiarnos de estas funcionalidades.

Espacio

La App ocupa espacio, así que tenemos que dar al usuario contenido de valor para que no la elimine de su terminal.

No ocupa espacio en el terminal.

Distribución

Hay que adaptarse a las condiciones de las distribuidoras (App Store, Google Play, etc…).

No hay empresas distribuidoras.

Actualización de contenidos

Necesitamos de la persona que nos creó la App para actualizar el contenido, lo que supone más dinero.

Dependiendo de la web podemos hacerlo nosotros o la persona que nos creó la web pero es más rápido y económico.

Conexión a Internet

En algunas Aplicaciones no es necesaria.

Se necesita conexión a Internet.

¿?

¿?

Y vosotros ¿Añadiríais alguna otra diferencia?