Desde hace años nos encontramos en plena revolución móvil. Si el nacimiento de los smartphones hizo que no nos separaramos del ellos, los procesadores más rápidos y el aumento de tamaño de las pantallas han conseguido que los consideremos imprescindibles en nuestras vidas y que lo usemos para todo, incluso comprar online.

¿Qué es el m-commerce?

“M-Commerce o comercio móvil toma sus bases del e-commerce, solo que llevando todas las transacciones a nivel de poder ser ejecutadas desde un teléfono móvil u otro dispositivo inalámbrico móvil”.

m-commerce_socialcodes

El M-Commerce en datos

Los dispositivos móviles están dejando atrás a los ordenadores tradicionales gracias a un aumento en la velocidad de los procesadores y el tamaño de las pantallas. Esto nos ha facilitado mucho la usabilidad de las web hasta el punto que ya los usamos para casi cualquier actividad incluso comprar online.

En 2014 la publicidad móvil ha aumentado un 75% llegando casi a los 32 mil millones de dólares, representando una cuarta parte de la inversión global en publicidad digital. Además Facebook registro unos ingresos procedente de dispositivos móviles del 62% en el segundo trimestre del año.

9 de cada 10 usuarios de smartphone ha usado el móvil dentro del proceso de compra. Según nos contaron a principios de diciembre en el evento Google Winter Trends, este año se han realizado un 45% de las compras a través el móvil, pero no sólo eso, el 80% de los usuarios de smartphone realiza búsquedas a través del móvil, de los cuales el 22% de los usuarios han cambiado de opinión tras consultar la información, y un 44% ha finalizado la compra más tarde a través del PC.

La tasa de conversión a través de estos dispositivos es de 1 de cada 3. Es por eso que las empresas no deben despreciar la adaptación de sus tiendas online a los smartphones. El reto llega cuando se enfrentan a usuarios que no confían aún mucho en el pago a través del móvil. ¿Qué aspectos valoran más los usuarios? Tengamos en cuenta las siguientes cifras obtenidas de un reciente estudio de The Cocktail Analysis.

  • Un 55% de los consumidores valoran positivamente la diversidad de pagos, y poder elegir el más adecuado a sus necesidades.

  • El 43% valora el pago seguro.

  • Y un 30% valora positivamente la opción del pago contra reembolso para no tener que dar información bancaria.

Previsión para 2015

Este año se invirtió 4,9 mil millones de dólares en estos dispositivos y las previsiones indican que se llegará a los 15 mil millones de dólares en 2018.

Según Zenit Optimedia, la inversión crecerá 7 veces más rápido que en pc y se estima que en 2015 la publicidad en estos dispositivos aumentará en un 48%, así como la publicidad geolocalizada.

Deloitte en su informe sobre consumo digital señala que el 84% de los consumidores digitales emplea su dispositivo durante el proceso de compra y la tasa de conversión es un 40% mayor a aquellas donde no intervienen dispositivos móviles.

El vídeo también será un factor importante a tener en cuenta ya que se espera que la publicidad en vídeo crezca un 50% en el próximo año.

Tampoco podemos perder de vista el email marketing aunque eso sí, deberá ser adaptado a móvil. Se estima que 3 de cada 10 personas que abren un mail en el móvil vuelven a abrirlo más tarde en el ordenador si la información les interesa.

¿Qué estrategia móvil seguir?

  • Vídeos, los nuevos móviles fomentan una mayor demanda de vídeos y anuncios de rich media. Los vídeos pueden aumentar las ventas en un 174%.

  • Apps, conversión alta pero hay que dar valor al usuario para que no elimine la app en su móvil.

  • Contenido optimizado para móviles, se ha duplicado en un año y se espera una evolución en los próximos 5 años.
  • Contenido de calidad, es una de las 3 razones por las que los usuarios siguen a las marcas.

  • Las acciones de email marketing personalizadas mejoran el CTR en un 14% y hasta un 10% la conversión.

  • Conectar el marketing online y el offline, acciones con Códigos QR, SMS o imágenes y audios.

Tras ver los resultados de este 2014 a nadie le cabe duda de que las empresas tienen que incluir el dispositivo móvil en su estrategia para 2015. Eso no quiere decir que descuidemos nuestra estrategia web, en algunos casos basta con asegurarnos que nuestra web sea responsive o crear una app que mejore la experiencia del usuario.